¿Te gustaría que tu equipo recuperara la ilusión?               El engagement colectivo es la clave

¿Te gustaría que tu equipo recuperara la ilusión? El engagement colectivo es la clave

La psicología organizacional positiva define el engagement como ese clima positivo de plenitud o ilusión de una persona ante su trabajo.

Pero… ¿qué es en el día a día el engagement y cómo podemos conseguir que este clima positivo empape a todos los miembros de nuestro equipo?

La palabra engagement no tiene una traducción exacta al español. Cuando hablamos de engagement hablamos de implicación, dedicación o compromiso… es todo eso, pero también es algo más; es la entrega o involucramiento en el trabajo.

Porque trabajar no solo consiste en traer un sueldo a casa para responder a las necesidades de los suyos, puede también ser una fuente de gozo y satisfacción. Puede darnos energía y una meta que nos haga sentir bien en el proceso de consecución.

El engagement está compuesto por tres índices:

Vigor: se caracteriza por altos niveles de energía, persistencia en lo que se realiza y fuerte deseo de esforzarse en el trabajo incluso cuando se presentan dificultades.

Dedicación: se manifiesta por altos niveles de significado del trabajo, entusiasmo, inspiración, orgullo y desafío con el trabajo que realiza. Implica estar fuertemente involucrado.

Absorción: Se caracteriza por estar plenamente concentrados en el trabajo mientras se tiene la sensación de que el tiempo ‘pasa volando’ y que uno se ‘deja llevar’ por el trabajo.

Teniendo estas características en mente, no nos resulta difícil identificar compañeros o personas que conocemos que se pueden definir claramente como engaged.

El engagement se contagia

El engagement es un estado de ánimo que puede ser compartido por los miembros de un equipo de trabajo.

En los equipos se puede producir un contagio emocional: una tendencia a sincronizar expresiones faciales, vocalizaciones, posturas… que nos hacen converger juntos emocionalmente.

También la influencia del líder sobre su equipo puede producir motivación y respuestas afectivas similares.

Por lo tanto, cuando el líder o los compañeros del equipo se sienten engaged podemos esperar que durante la interacción social, este engagement influya positivamente en los demás miembros del equipo.

Esta experiencia colectiva del engagement de equipo se activa por la presencia de recursos sociales compartidos (coordinación, trabajo en equipo, apoyo social, liderazgo transformacional) que tienen como resultado un alto desempeño.

Pero ¿qué fomenta el engagement?

Todo trabajo implica unas tareas que deben llevarse a cabo. Estas actividades requieren energía y esfuerzo. La persona que trabaja debe involucrarse para cubrir esas demandas laborales que, si se perciben como un reto, promueven el desarrollo personal y fomentan sentimientos positivos como la satisfacción o el disfrute. Pero también pueden conducir al estrés laboral cuando son excesivas o se perciben como amenazantes.

Por otra parte, contamos con la presencia de recursos laborales que modulan el efecto negativo que pudieran tener las demandas laborales. Si estas requieren una inversión de energía, los recursos facilitan dicha energía. Por ejemplo, si tenemos una sobrecarga de trabajo (demanda laboral), disponer de autonomía para priorizar la urgencia de cada tarea es ese recurso laboral que nos ayudará a llevar a cabo nuestro trabajo satisfactoriamente.

Por otra parte, los empleados disponen de recursos personales que pueden ayudarles a convertirse en trabajadores engaged. Las personas que son proactivas, que muestran una iniciativa personal, que son optimistas y creen en su eficacia, que tienen una buena autoestima y son resilientes… tienen más probabilidades de convertirse en trabajadores engaged.

Recursos laborales que desarrollan el engament

¿Cómo lograr que tu servicio sea un equipo engaged?

Numerosos estudios científicos nos dicen que si queremos fomentar el engagement en nuestro equipo es mejor incrementar los recursos laborales que reducir las demandas estresantes. Proporcionar a los miembros del equipo las herramientas que les ayudarán a hacer frente a esas demandas laborales al tiempo que se sienten eficaces y competentes para realizarlo en el seno de una organización que dispone de recursos laborales y prácticas organizacionales saludables.

Si eres responsable de un equipo y está a tu alcance ofrecer a tus colaboradores estos recursos laborales, estas herramientas que harán de vosotros un equipo ganador, no lo dudes. Centrándote en lo positivo no solo promoverás el engagement, sino que lograrás reducir el malestar y el burnout.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies