La velocidad del cambio… ha llegado para quedarse 

por | Nov 10, 2020

Llevo un año siguiendo el blog de  Tom Fish Burne. 

Este señor es un antiguo ejecutivo de grandes corporaciones norteamericanas que cambió el rumbo de su carrera profesional para dedicarse a aunar sus dos grandes pasiones: el dibujo de viñetas y el mundo de las empresas. Sus viñetas suelen arrancarme una sonrisa ya que no deja de sorprenderme que este señor que vive a miles de kilómetros de y es completamente ajeno a mi realidad profesional sea capaz de resumir en pocos trazos y pocas palabras lo que voy experimentando en mi día a día. Un genio que te recomiendo seguir. 

Una de sus últimas viñetas pone en escena a una persona en video-conferencia subida a una especie de maquina reservada para los tests que hacen los astronautas suplicando a su interlocutora…: “¿podemos por favor dejar de llamar esta velocidad de cambio la “nueva normalidad”?…. siendo el contrapeso que genera la velocidad el virus Covid-19. 

He sonreído pensando, en lo que había supuesto la irrupción del Covid-19 en nuestras apacibles vidas de manager del siglo XXI. Teletrabajo, Reuniones Virtuales, Marketing Virtual, etc. Un montón de nuevas reglas del “juego” que algunos no están dispuestos a asimilar con tanta facilidad. 

Y de ahí, he pensado en lo que les ha tocado vivir a nuestros queridos managers positivos. Porque sí, te guste o no, pongas los frenos que pongas, si eres mánager en una organización sanitaria te toca asimilar que la velocidad del cambio ha llegado para quedarse para ti también. Este cambio vertiginoso no está solo reservado para los managers de las empresas tradicionales: A ti también te va a tocar cambiar. 

¿Por qué estamos al inicio de una especie de tormenta perfecta para los managers “old school”? 

La primera de ellas tiene que ver con el acceso a la información.  

Aunque tu equipo este compuesto por médicos, enfermeras, auxiliares, etc que no han pisado una escuela de negocios en su vida y que no saben lo que significa el concepto de “estilo de liderazgoestán a dos clicks de acceder a toda la información que necesitan para comprender cuál es tu estilo de liderazgo. Todo el crédito que hayas podido acumular a nivel científico y sanitario puede desaparecer si el equipo entiende que ejerces un liderazgo autoritario y descubren que existen otras vías de animar y dirigir un servicio. Ya no valen los “Él/ella es así…” “Aquí siempre ha sido así…” 

La segunda tiene que ver con la capacidad de comunicación.  

No hace mucho tiempo, cuando algún evento extraordinario que no dejaba en buen lugar la labor de gestión y de anticipación de sus dirigentes sacudía la vida diaria de un hospital, las voces de los testigos presenciales eran fácilmente superadas por la “maquinaria” de comunicación de la dirección destinada a preservar el buen nombre de la organización y de sus gerentes. En estos momentos un video de 30 segundos hecho con un simple móvil, colgado en Twitter, de un equipo de profesionales sanitarios reciclando bolsas de basura para hacer un EPI (equipo de protección individual) acaba siendo portada de todos los telediarios nacionales. En este contexto, cualquier discurso oficial destinado a desmentir las imágenes produce el efecto contrario al deseado en la opinión pública.   

La tercera radica en la capacidad de influencia 

¿Es lo mismo gestionar un equipo “de toda la vida” que contar con un Digital Opinion Leader entre sus miembros? 

Pues no... 

Porque en un equipo de toda la vida toca lidiar con todo tipo de colaboradores: el colaborador, el “yes man”, el trepa, el anodino, el toxico, el buen compañero, etc. 

Esta es una tarea muy compleja que resta muchas horas de sueño y que no encuentra compensación en la nómina que cae al final del mes, pero ¿qué pasa cuando uno de ellos tiene 30.000 seguidores en Instagram y va contando a diario sus peripecias en el hospital? ¿Le tenemos que dispensar el mismo trato” que a los demás? 

Y si bien este nuevo tipo de colaborador no es la norma, si lo es el hecho de compartir opiniones, expresarse a través de las omnipresentes redes sociales 

El lider sanitario en la era post covid-19

¿Qué se espera de un líder en el mundo sanitario post Covid-19? ¿Es interesante? ¿Es una pérdida de tiempo que solo responde a las trampas del ego? ¿Es parte de una magnífica labor de divulgación que beneficia la salud pública? ¿Es una pérfida estrategia destinada a construir una imagen de marca? Yo no lo sé, pero desde luego mi intuición me dice que la confianza que un profesional sanitario será capaz de generar entre sus pacientes será muy pronto proporcional a la calidad y cantidad de información que les ofrezca en sus redes sociales 

Hablando de Covid-19 quiero destacar los mensajes diarios posteados en Linkedin por parte de Juan abarca Cidon , presidente de HM hospitales, sobre la evolución de la pandemia y la situación de sus centros sanitarios. No tengo la suerte de conocerle, pero estoy seguro de que sus 25.000 seguidores han agradecido su punto de vista sobre lo vivido tanto como yo y han podido comparar sus aportaciones con las de los medios televisivos, por ejemplo… 

  

Hiper transparencia, hiper comunicación, hiper asociación, influencia en redes, etc. 

Este “nuevo” mundo no ha hecho más que arrancar. Es un buen momento para revisar las bases de tu liderazgo antes de subirte a la máquina de los astronautas… 😊 

Florent Amion

Presidente de la Fundación Hospital Optimista

¡No te vayas! Aún hay más…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Compártelo