El camino para transitar de la cultura de la queja a la cultura de la gratitud

El camino para transitar de la cultura de la queja a la cultura de la gratitud

“El que se guarda un elogio se queda con algo ajeno”
Pablo Picasso

Este miércoles los optimistas de la sanidad se han reunido en torno a una nueva Conversación de Optimistas en la que Florent Amion y Alberto Sansón trataron un tema que está marcando la actividad de la FHO en los últimos meses: la gratitud. 

Y para hablar de esta actitud de reconocimiento que tantos beneficios aporta no solo a quienes la ejercen sino también a quienes la reciben, los acompañaron M.ª Esther Rey Cuevas, directora de enfermería en el Hospital Universitario La Paz de Madrid y Paqui Yuste Bustos, Supervisora de enfermería UCI y Reanimación en el Hospital San Juan de Dios de Córdoba. 

Esther y Paqui son responsables de dos de los equipos que más comprometidos están en la utilización de la app de gratitud Hospital Optimista 

Los miembros de sus equipos intercambian medallas de agradecimiento con sus compañeros, y la cultura de la gratitud se está abriendo paso, pese a estar viviendo situaciones más o menos difíciles de sobrecarga asistencial como en cualquier otro servicio hospitalario. 

En sus propias palabras, esta app favorece la humildad con una mirada generosa y sincera. Ayuda a aprender. 

 

Los beneficios de la gratitud 

Florent abrió la conversación aportando datos científicos que demuestran la eficacia de la gratitud para mejorar el estado anímico de los profesionales y el ambiente en los equipos de trabajo 

Además, como comentó, la ciencia viene a confirmar lo que nos dice el sentido común: cuando uno da las gracias, la relación entre la persona que agradece y la que recibe el agradecimiento se nutre de esa confianza y ese aprecio sincero. 

Florent pidió a Alberto su punto de vista sobre la gratitud en las relaciones paciente/profesional sanitario y profesional/profesional. Desde el punto de vista de Alberto, en el entorno sanitario siempre ha tenido mucha presencia la crítica y la reclamación; sin embargo, el agradecimiento tiene su lugar en los hospitales. Y para probarlo echó mano de su carpeta de agradecimientos en la que recopila los mensajes de agradecimiento que recibe de los pacientes, y nos leyó algunos de ellos: 

Me hicisteis sentir como una persona y no como un enfermo 

Tras un ingreso en vuestra UCI solo puedo decir que para mí fue una experiencia gratificante 

Mi abuela no entiende de tecnologías, pero sí de buenas personas

…Todos estos mensajes hablan de lo mismo: de sentimientos, de emociones; y destacan valores como la profesionalidad, la calidez del trato, el cariño, el respetoEl resultado es que además de hacerse sentir bien a los profesionales, Alberto está convencido que los pacientes y familiares que enviaron esos mensajes de agradecimiento también se sintieron reconfortados. 

La relación que se establece entre el paciente que agradece y el profesional que recibe el agradecimiento es terapéutica para las dos partes

En relación con la demostración de agradecimiento entre profesionales, Alberto señaló que a su modo de ver a los profesionales de la sanidad les cuesta mostrar gratitud y considera que les faltan herramientas que les ayuden a integrar la cultura de la gratitud dentro de las organizaciones sanitarias 

Alberto piensa que esta reticencia responde a la sensación entre los sanitarios de que “se lo merecen todo y que, en consecuencia, no tienen nada que agradecer. Sin embargo, él piensa que todos los días hay cosas que agradecer a esos compañeros “que nos lo ponen más fácil” 

Aunque se dice que la gratitud es una emoción básica, él piensa que es compleja y que se requieren unos condicionantes éticos que nos hagan comprender que en ocasiones “toca ser agradecido”, que no es perder el tiempo. 

 

La gratitud es una ética de colaboración 

Para ser agradecido hay que convencerse que uno es incompleto y que nos necesitamos los unos a los otros. Ese es, según Alberto el primer paso para adentrarse en la cultura de la gratitud: Convencerse de que uno no va solo. 

Florent mencionó los resultados del estudio sobre el agradecimiento que fueron presentados por Carmen Soler Pagán el pasado mes de octubre y que recopilaba la información obtenida en el contexto del estudio piloto realizado en tres de las UCIs que forman parte del proyecto HU-CI. Este estudio recogía información relativa a los cambios producidos en los servicios que se habían adentrado en la cultura de la gratitud mediante el uso de la app 

 

Paqui y Esther nos relataron su experiencia con el uso de la app 

Esther nos contó que su servicio, Dirección de enfermería, y otros seis servicios seleccionados del Hospital La Paz de Madrid, accedieron a su uso al presentarse a los premios Hospital Optimista.
Según nos contaba, la aceptación fue enorme y su uso se extendió a la gran mayoría de los integrantes de estos equipos. Y los efectos positivos no han tardado en revelarse a pesar las dificultades vividas durante los últimos meses con las sucesivas olas de la covid19. 

El efecto positivo del uso de la app de gratitud se manifiesta en una especie de círculo virtuoso en el que los sanitarios que son reconocidos en su labor agradecen a su vez a sus compañeros y la gratitud continúa propagándose y, en palabras de Esther: al final todos se sienten mejor. 

Paqui nos contó que para ella y sus colaboradores en la UCI del Hospital San Juan de Dios de Córdoba esta app es una herramienta fundamental. Como supervisora de su equipo considera que es fundamental cuidar a los trabajadores y generar clima de confianza. En palabras de Paqui “Al cabo del día pasan más cosas buenas que malas” y debemos ser capaces de identificarlas y mostrar nuestro reconocimiento hacia ellas. Ella también piensa que la adopción de la app en su equipo fue muy sencilla ya que sus colaboradores siempre están abiertos a integrar novedades en el servicio. 

Alberto quiso poner un desafío a Paqui retándole a convencer a una persona que fuera reticente al uso de la app por considerarla “fría”. Paqui le dio su punto de vista: si el agradecimiento es sincero y verdadero, eso aporta la calidez; y recomendó hacer un análisis del día al volver a casa después de acabar la jornada laboral y dedicar un momento a agradecer a los compañeros. 

 

Cómo continuar tras el “efecto champán” 

Florent quiso saber cómo se organizan para evitar que se produzca el “efecto champán” de que los sanitarios acojan con ganas la app, pero poco a poco se vayan olvidando de usarla, dejándose llevar por la falta de tiempo o la desgana 

Paqui señaló la importancia de los mandos intermedios para mantener ese interés y motivar a su equipo a perseverar en su uso hasta que entre a formar parte de la cultura organizacional del servicio. 

Esther invitó a no bajar la guardia en la batalla por instaurar la cultura de la gratitud frente a la cultura de la queja. Motivar a sus compañeros haciéndoles ver que hacerlo así hace más agradable y divertido el tiempo de trabajo haciendo aflorar lo mejor de cada uno. Porque como señala Esther “Quejarse es una losa. No sirve para nada y hace que te sientas peor 

Quejarse es una losa. No sirve para nada y hace que te sientas peor

También apuntó que una estrategia que funciona para evitar que decaiga el interés es jugar con la competitividad: ese “pique” sano que invita a tratar de obtener más medallas que los compañeros. 

Organizar fiestas de reconocimiento con algún regalo para los miembros del equipo que más medallas ha entregado también puede motivar y alentar la utilización de la app. 

Así como premiar individualmente a la persona que más medallas entrega. 

 

La versión Premium, herramienta de gestión de RRHH 

Florent comentó las ventajas de hacer uso de la versión premium que permite analizar los datos recogidos y constituye una verdadera herramienta de gestión de recursos humanos. 

También anunció que muy pronto la Fundación Hospital Optimista ofrecerá un ecosistema completo en el Campus FHO, ayudando en el camino a los equipos que se quieran lanzar en el proyecto de convertirse en un servicio optimista y creando un entorno digital que ofrezca herramientas de ayuda y formación. 

Paqui comentaba que en el entorno de trabajo debe existir flexibilidad, confianza, y buena comunicación. Y las funcionalidades que ofrece la versión premium pueden ayudar a conseguirlo. 

A propósito de esta puntualización de Paqui, Florent anunció el tema de la próxima conversación de optimistas que girará en torno al concepto de seguridad psicológica: esa sensación que tenemos de que al decir algo, este comentario no va a ser malinterpretado y la persona no va a sentirse criticada, juzgada o humillada por parte del equipo 

En la próxima conversación de optimistas tendremos la clave de cómo podemos generar esa seguridad psicológica y presentaremos las herramientas que nos enseñarán a medirla y trabajarla. 

 

Fomentar la autonomía del profesional sanitario: una asignatura pendiente

Fomentar la autonomía del profesional sanitario: una asignatura pendiente

Cuando evaluamos la salud psicosocial de un servicio, uno de los puntos que condicionan el bienestar de cada persona del equipo es el nivel de autonomía del que disfruta en su trabajo. 

La estructura de los centros sanitarios, tal como los conocemos, es bastante rígida y deja poco espacio para iniciativas o propuestas que se salgan de ella, por muy buenas que estas sean. 

Por norma general, los centros sanitarios poseen una escala jerárquica claramente estructurada en la que todo depende de una gerencia o dirección general, de la que a su vez dependen subdirecciones administrativas y asistenciales; y a partir de estas, en el caso de los servicios asistenciales, las direcciones de distintos ámbitos, como, por ejemplo: enfermería, salud mental, de distintas especialidades médicas y finalmente los servicios de cada especialidad 

¿En todo este entramado jerárquico, más o menos complicado según el tamaño y modelo de gestión de cada centro, qué posibilidad de autonomía tiene cada enfermera, cada médico, cada auxiliar que acude cada día a trabajar al hospital? 

 

¿Qué es la autonomía en el trabajo? 

Cuando hablamos de autonomía en el ámbito laboral nos referimos a la libertad que tiene cada empleado para controlar determinados aspectos de su actividad diaria 

Puede referirse a (1): 

  • la posibilidad de elegir y flexibilizar los horarios y autogestionar su tiempo, 
  • a la toma de decisiones sobre cómo ejecutar sus tareas, o  
  • a las herramientas/ técnicas que prefiere utilizar 

Ceder a cada persona que trabaja en el hospital la capacidad de decisión sobre determinados asuntos, conduce a un mayor nivel de confianza, aumenta la creatividad, incrementa la proactividad y supone una implicación sincera del sanitario en el funcionamiento de su servicio. 

 

La autonomía es buena para el sanitario 

Lograr un grado razonable de autonomía se percibe como un hecho positivo que repercute en gran medida en la felicidad que percibe con relación a su trabajo (2): el sanitario que disfruta de cierta autonomía se siente más valorado, su autoestima se ve reforzada y, con ello, también su sensación de éxito profesional 

Si, además, esta autonomía implica flexibilidad en los horarios, esto supone más facilidades para conciliar, lo que hará que se sienta más cómodo en su centro. 

 

Beneficios para la empresa 

La autonomía laboral incide favorablemente en el funcionamiento del centro sanitario que la ofrece a sus trabajadores (1): 

Aumenta el compromiso: El sanitario es partícipe de parte de las decisiones de su organización, así como de sus éxitos; esto aumenta su sentimiento de pertenencia, lo que genera equipos más fuertes y colaborativos que consiguen mejores resultados. 

Crece la motivación: Un sanitario que posee autonomía para gestionar su trabajo asume de forma personal los resultados o consecuencias de sus decisiones, lo que conduce a ser más responsable y a luchar por alcanzar sus metas con mayor empeño.   

Supone una mayor implicación: El sanitario que tiene mayor independencia, se identifica más con su centro y se siente parte de él: pone todos sus esfuerzos en perseguir el éxito para su centro. 

Se incrementa el rendimiento: Si el sanitario está más a gusto, más cómodo y más satisfecho con su trabajo: rinde mucho más.

 

Ofrecer tanta autonomía como permita el puesto 

Los gerentes y sobre todo los mánagers intermedios deben reflexionar sobre el grado de autonomía del que disponen los miembros de su equipo y qué hacer para promover que sientan que son útiles de cara al resto de la organización.  

Es cierto que determinados puestos están muy determinados a la ejecución de protocolos estrictos que dificultan el ejercicio de esa autonomía, pero cabe replantearse hasta qué punto estos protocolos pueden adaptarse para ofrecer mayor autonomía a cada uno de los empleados del centro sanitario. 

No hay que olvidar que la autonomía es un atributo de las personas resilientes (3), por lo que limitarla o no potenciarla es coartar esta resiliencia. 

Cuando en la realidad del día a día del hospital surgen imprevistos, estos suelen dificultar el desarrollo del trabajo normal y generan malestar e impotencia entre los sanitarios.  

A menudo, los sanitarios no tienen la suficiente autonomía para resolver la situación 

La falta de potestad para resolver la incidencia genera un retraso en la resolución de esta; provoca un bloqueo. 

Estas situaciones generan estrés por no poder resolver la situación o no tener autorización para hacerlo.  Y por supuesto, suponen un perjuicio para los pacientes que sufren las consecuencias en última instancia. Esto se podría solucionar si se diese mayor autonomía a los profesionales. 

 

Profesionales con autonomía: posibles capitanes optimistas 

Hace unos meses nos contaba Daniel Castillo Díaz, Capitán Optimista 2020, cómo sus iniciativas, lejos de ser mal vistas por su centro sanitario, han sido alentadas 

Gracias a este apoyo, Daniel puede sacar adelante actividades como visitas sorpresa de animales de compañía a sus dueños en el hospital, videollamadas de los pacientes a sus familiares, conciertos en los pasillos o fiestas de cumpleaños, etc.

Y es que, como dice el libro Soñando con un hospital optimista: “sin una parcela de autonomía es imposible que el Capitán Optimista vuele alto

 

 

 

 

Bibliografía

-(1) ¿Por qué dar autonomía a los empleados? – HRTrends. https://empresas.infoempleo.com/hrtrends/dar-autonomia-a-empleados

-(2) Cómo elevar la productividad y mejorar la autonomía del trabajador – Artículo Psicología y Mente https://psicologiaymente.com/organizaciones/elevar-productividad-autonomia-trabajador -(3) Cualidades o atributos de la persona resiliente – Urbalab Gandía https://www.urbalabgandia.com/wp-content/uploads/autoaprenentatge-en-linia/61.Resiliencia/cualidades_o_atributos_de_la_persona_resiliente.html -Perspectivas en Psicología: Revista de Psicología y Ciencias Afines ISSN: 1668-7175perspect@seadpsi.com.ar Universidad Nacional de Mar del Plata Argentina Stover, Juliana Beatriz; Bruno, Flavia Eugenia; Uriel, Fabiana Edith; Fernández Liporace, Mercedes Teoría de la Autodeterminación: una revisión teórica Perspectivas en Psicología: Revista de Psicología y Ciencias Afines, vol. 14, núm. 2, diciembre, 2017, pp. 105-115 Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina. https://www.redalyc.org/pdf/4835/483555396010.pdf

-Intrinsic Motivation and Self-Determination in Human Behavior. Authors: Edward Deci & Richard M. Ryan https://www.springer.com/gp/book/9780306420221

-Resiliencia: definición, características y utilidad del concepto. Elisardo Becoña. Facultad de Psicología, Universidad de Santiago de Compostela. Asociación Española de Psicología Clínica y Psicopatología Revista de Psicopatología y Psicología Clínica Vol. 11, N.’ 3,pp. 125-146,2006 ISSN 1136-5420/06. http://revistas.uned.es/index.php/RPPC/article/viewFile/4024/3878 -Autonomía del trabajo y satisfacción laboral en trabajadores de una universidad peruana

– Apuntes Universitarios. Revista de Investigación, vol. 8, núm. 3, pp. 43-56, 2018 Universidad Peruana Unión. https://www.redalyc.org/jatsRepo/4676/467657107003/html/index.html

 

¿Cómo llevar el optimismo a los hospitales? 

¿Cómo llevar el optimismo a los hospitales? 

Lanzamiento de la versión digital de Soñando con un hospital optimista 

El pasado 31 de marzo disfrutamos de una conversación de optimistas muy especial… Cuando se cumplen tres años de la publicación de Soñando con un hospital optimista; la Fundación Hospital Optimista lanza la versión digital en inglés, francés, portugués, alemán y chino, además, por supuesto, de en español… De este modo acortamos las distancias acercando las enseñanzas del colibrí y el Capitán Optimista a los sanitarios de todo el mundo. 

En la conversación de optimistas de ayer, acompañando a Alberto Sansón y a Florent Amion, estuvieron José Fonseca Pires (coautor del libro) y Nuria Sardá, adjunta a Dirección del Hospital Universitari Sant Joan de Reus  y responsable del área de la Ciudadanía, Calidad y Responsabilidad Social. 

 

Cómo surgió la semilla de Soñando con un hospital optimista 

José y Florent rememoraron cómo nació la idea de escribir un libro que ayudara a las personas que quieren cambiar los hospitales desde dentro, con herramientas para lograr ese cambio y que pusiera en valor las buenas prácticas que ya se estaban llevando a cabo en los centros sanitarios. 

A partir de este proyecto que Florent mostró a José, unieron fuerzas para redactar un libro que tradujera el léxico de las organizaciones a un lenguaje mucho más accesible para cualquier persona que trabaje en un hospital: una obra de divulgación que presentase de forma sencilla las herramientas más modernas en gestión de organizaciones, centrándose en la gestión de las organizaciones sanitarias. 

José señala que uno de los principales puntos en los que estuvieron de acuerdo desde que comenzaron a avanzar en la redacción del libro, es que este debía centrarse en el “para qué”, el propósito que lleva a algunas personas al sector sanitario 

José también comentó que este libro tiene como público el mundo sanitario, incluyendo todos los grupos profesionales que lo conforman: no solo los dedicados a funciones más puramente médicas o sanitarias, sino también a los que están detrás: gestores, administrativos… pero que en todos los casos sueñan con ofrecer servicios sanitarios más humanos. Que, sin dejar de ser eficientes, sean además cercanos y amistosos sin dejar de lado la innovación y el desarrollo. 

Florent apuntaba que otro de los objetivos del libro es romper los silos que se producen en los centros sanitarios, en los que las diferentes ramas profesionales encuentran dificultades para colaborar entre sí a causa de la propia complejidad de la estructura hospitalaria. Esta compartimentación no ayuda a lograr ofrecer la experiencia paciente que sería deseable. 

Por todo ello, el libro va dirigido a cualquier persona dentro de las organizaciones sanitarias, con especial atención a aquellos que tienen responsabilidades y a la alta dirección, que tiene capacidad de elección y son responsables finales de muchas de las cosas que suceden en los hospitales. 

 

Un libro más de actualidad que nunca 

Alberto quiso saber si a pesar de la situación excepcional vivida en los hospitales en el último año (con cambios, en ocasiones, disruptivos) debido a la pandemia, el libro seguía vigente 

José no dudó en afirmar que el tiempo pasado desde la publicación inicial del libro y la pandemia ponían “Soñando con un hospital optimista” aún más de actualidad que hace tres años 

Hoy, más que nunca, se pone de manifiesto que el sistema está en crisis: los pacientes necesitan una atención humanizante y humanizadora, los profesionales están al borde del burnout y todos ellos necesitan están visión optimista que transmite el libro, del que se pueden extraer lecciones que nos ayuden a salir de esta situación límite. 

A través de preguntas que invitan a una reflexión profunda, se llega a las recetas que pueden servir a nivel individual para aquellas personas que están al borde del burnout; replanteando el propósito de cada miembro del hospital y reactivando la motivación que en origen impulsó a esa persona a elegir una profesión sanitaria 
El libro no hace más que presentar y divulgar a través de un lenguaje sencillo y las coloridas ilustraciones de Fernando Jiménez, lo que dice la ciencia al respecto invitando a la reflexión para el cambio.  

 

Los “superpoderes” de los sanitarios 

En referencia a los “superpoderes” que en el libro se atribuyen a los sanitarios, José citó uno que todos tenemos y que a veces olvidamos por la presión o el cansancio: se trata de nuestro deseo de ser felices y de que la puerta de la felicidad abra hacia afuera. Cuando damos a los demás lo mejor que tenemos, esto nos llena de felicidad. Trabajar cuidando y ayudando a las personas enfermas es un privilegio. Ese servicio a los demás nos enriquece. 

Florent citó el agradecimiento como otro de esos “superpoderes” que llevamos dentro y genera bienestar tanto para los propios sanitarios como para sus compañeros de trabajo y para las personas a las que cuidan. Cuando nos paramos a observar lo bueno que hay a nuestro alrededor todo se transforma y cobra sentido. 

Tanto Florent como José recalcaron la importancia de cuidar a quienes nos cuidan (con especial atención a la gestión que se hace de los equipos humanos desde la dirección del hospital), y que ellos mismos sean conscientes de su necesidad de descanso y de reponerse, sabiendo dónde están sus límites y poniendo el foco en su propia salud y su bienestar, ya que, si no es así, no estarán en forma para ejercer su profesión. 

 

La experiencia del Hospital Sant Joan de Reus 

Nuria Sardá es adjunta a Dirección del Hospital Universitari Sant Joan de Reus y responsable del área de la Ciudadanía, Calidad y Responsabilidad Social. Hace algo más de un año vio en la página web de la Fundación Hospital Optimista una de las galas de entrega de premios y pensó que esta filosofía era la que ya entonces estaba presente en su hospital 

El plan estratégico que habían desarrollado en el Hospital Sant Joan fomentaba el trabajo conjunto de pacientes y profesionales. Marcaron un perfil de un profesional tipo teniendo presente la misión, visión y valores del centro, haciendo que los profesionales se involucren en puntos como saber trabajar en equipo, estar abierto a las innovaciones, poner el paciente en el centro, ser corresponsable… y esto les sirvió para conocer a las personas que se ocultaban tras los profesionales, sacando lo mejor de cada uno. Y a que los profesionales se sintieran orgullosos de trabajar en el hospital, aumentando el sentido de pertenencia. 

Cuando estaban poniendo en marcha este plan estratégico, conoció el libro y se sintió tan identificada con lo que encontró entre sus páginas, que regaló 5 ejemplares a sus colaboradores para compartir con ellos esta visión. 

Nuria recalcó la importancia de fomentar la confianza de forma transversal entre todas las personas que trabajan en el hospital evitando las críticas negativas y el achacar los fallos a los demás servicios, ya que trabajando con la vista puesta en un bien común se avanza mejor.  

Nuria compartió algunas de las acciones que llevan a cabo en el hospital y que tienen como fin cohesionar a los miembros de la organización, dando protagonismo a unos y a otros para que se conozcan mejor entre sí y evitar así los silos. 

En su hospital están abiertos a todas las propuestas, como por ejemplo la una auxiliar de clínica que propuso incluir en la bandeja de desayuno de los pacientes enfermos de COVID una frase para animarlos. El servicio de cocina acogió la idea sin problemas y desde entonces la bandeja de desayuno se ha convertido en una forma más de comunicarse con los pacientes, invitarles a participar en actividades, felicitarles las navidades, etc. 

Alberto cerró la conversación diciendo que libros como este son imprescindibles porque necesitamos poner el foco en las acciones que propone; porque esa forma de relacionarnos en el hospital debe ir en la línea que marca el libro: inspirando confianza. 

Beneficios de la gratitud para uno mismo

Beneficios de la gratitud para uno mismo

La gratitud favorece a quien la ejerce

Ya hemos visto en anteriores posts cómo la gratitud tiene efectos positivos sobre las personas que la reciben; ya que los agradecimientos se perciben como un reconocimiento a su valor, y además hacen que aumente su bienestar y compromiso.

Sin embargo, el agradecimiento no solo aporta satisfacción a quienes son merecedores del mismo. La persona que ejerce esa gratitud también se ve recompensada.

Un estudio realizado entre los usuarios de la app muestra que los empleados que entregan más medallas mejoran notablemente su desempeño. Además, el agradecimiento genera un clima de trabajo que favorece la colaboración. Los miembros de la organización se alinean con la cultura y valores de la compañía.

Hacer el ejercicio de expresar gratitud aumenta los sentimientos de autoestima y autoeficacia: quienes manifiestan esa gratitud se vuelven más receptivos y útiles.

Volcar nuestro agradecimiento por escrito

Quienes además de expresar su agradecimiento, lo hacen por escrito, verán disminuir el estrés percibido y la depresión. Esto redunda en una mejora de su productividad y de la calidad de los servicios al paciente.

Escribir cartas de agradecimiento es síntoma y resultado de buena salud mental.

En el caso de la app, es aconsejable programarse unos minutos al día para ejercer esa gratitud. Reservarse un momento de tranquilidad para pensar en las cosas buenas que los demás han hecho por nosotros y por las que les podemos mandar un pequeño mensaje de reconocimiento.

La gratitud, además de ser una emoción, es una actitud que podemos practicar y desarrollar, y que finalmente nos hará más felices.

Los beneficios de la gratitud desde el S. I a.C hasta hoy

Ya en el siglo I a.C., el filósofo romano Cicerón definió la gratitud como la mayor de las virtudes, y es un valor presente en la cultura universal.

En nuestro siglo, los psicólogos estadounidenses Robert Emmons y Michael McCullough en su estudio The Power and Practice of Gratitude han profundizado en los efectos no sólo emocionales sino también fisiológicos que tiene la práctica de la gratitud, particularmente en el funcionamiento del cerebro.

Sus estudios han hallado que enfocarse en emociones positivas y de gratitud puede mejorar la calidad del sueño y (como ya hemos comentado) reducir los sentimientos de ansiedad y depresión.

También existe una relación directa de la gratitud con mejores estados de ánimo, menor fatiga e inflamación (lo que reduce la presencia de enfermedades cardiovasculares).

Además, la gratitud libera neurotransmisores como la dopamina, la tan conocida hormona del placer.

Todo nos invita a ser agradecidos… al final ¡Nosotros seremos los principales beneficiados!

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo elegir la virtud que apreciamos en la persona a la que queremos agradecer

Cómo elegir la virtud que apreciamos en la persona a la que queremos agradecer

La app de gratitud que ofrece la Fundación Hospital Optimista tiene como base la psicología positiva, y las medallas (agradecimientos) que se pueden dar a través de ella están basadas en las seis virtudes básicas del ser humano que establecieron Seligman y Peterson como fundamento de esta corriente de la psicología.

Seis virtudes humanas universales

Su objetivo era establecer una clasificación “positiva” de virtudes centrándose en las fortalezas psicológicas que nos ayudan a tener una mejor salud mental. Ya que la psicología hasta entonces solo se centraba en las patologías mentales del ser humano.

Para establecer estas virtudes básicas se basaron en tres premisas:

. Que fueran valoradas en todas las culturas.

. Que se valoren por derecho propio, no como medio para alcanzar otros fines.

. Que puedan aprenderse.

¿Qué virtud estás premiando con tu agradecimiento?

Ciñéndose a estos criterios y tras un largo proceso de documentación encontraron seis características clave, o virtudes que están presentes en todas las grandes religiones, filosofías y tradiciones culturales del mundo:

. Sabiduría y conocimiento: esta virtud está encaminada a buscar, disfrutar y compartir el conocimiento con otros.

. Coraje: Esta virtud nos enfoca para conseguir nuestras metas frente a la oposición, interna y/o externa.

. Humanidad: Es la base de la formación y mantenimiento de las relaciones interpersonales en todas sus formas.

. Justicia: El objetivo de la justicia es determinar de forma objetiva los derechos y responsabilidades éticas y morales hacia los demás.

. Moderación: La moderación juiciosa, o templanza, nos protege del exceso.

. Trascendencia: La trascendencia ocurre cuando nos movemos más allá de nuestra experiencia humana o comprensión vital.

La app de agradecimiento que presenta la Fundación Hospital Optimista basa las medallas que podemos ofrecer a nuestros compañeros en estas seis virtudes.

Por ello, debes reflexionar a cuál de ellas corresponde la actitud que quieres premiar, y recuerda: cuando des una medalla, escribe el motivo concreto por el que la entregas.

Haciéndolo así, darás más sentido a ese agradecimiento dotándolo de un significado más profundo tanto para ti como para la persona a la que muestras tu gratitud.

 

 

 

 

Los beneficios de la gratitud para quien la recibe

Los beneficios de la gratitud para quien la recibe

Expresar gratitud en el lugar de trabajo

A menudo encontramos que los lugares de trabajo no suelen ser entornos en los que se exprese habitualmente la gratitud. Más bien al contrario: con frecuencia surgen conversaciones orientadas a criticar las actitudes de los demás, quejarse y mostrar descontento.

Existen estudios que determinan que solo el 10% de las personas expresan gratitud en su entorno de trabajo.

El 35% considera que expresar este sentimiento en el trabajo podría llevar a sus compañeros a aprovecharse de ellos.

Pasamos muchas horas de nuestra vida trabajando. La práctica del agradecimiento, entre otras, puede convertirse en un factor relevante para que nuestra actividad sea más plena y placentera.

Cambiar de la cultura de la queja a la cultura de la gratitud

Es cierto que el ámbito laboral suele ser campo de cultivo de sentimientos negativos por la presión, las prisas o la falta de recursos a las que podemos vernos sometidos; lo que puede impedir que conectemos con un sentimiento de gratitud, aun cuando seamos vagamente conscientes de sus beneficios.

Los nuevos modelos organizativos deben implicar nuevas formas de retribución laboral que van más allá de la pura compensación económica. Medidas que permiten equilibrar nuestra vida personal y familiar, y especialmente que propicien el reconocimiento de nuestra labor: una de las medidas que debemos añadir a estas retribuciones psicosociológicas, es la práctica del agradecimiento.

La gratitud ofrece variados beneficios a los profesionales sanitarios que la reciben. Diversos estudios científicos demuestran que la práctica de la gratitud produce reacciones moleculares a nivel cerebral que estimulan sensaciones de bienestar y alegría:

  • Mejora la productividad
  • Produce un sentimiento de felicidad
  • Mejora la calidad del servicio que reciben los pacientes

La satisfacción de sentirse valorado

A todos nos gusta que se reconozca nuestro trabajo, sentirnos valorados por nuestras capacidades y nuestra implicación en el equipo. Un agradecimiento por parte de compañeros o superiores puede ser un factor motivador de gran importancia.

Ese tipo de actitudes da lugar a ambientes laborales más humanos y proclives a relaciones más flexibles y de confianza. Es improbable que un equipo de trabajo obtenga resultados positivos sin un ambiente de confianza y respeto entre sus integrantes.

En el extremo apuesto, la carencia de todos esos factores dará lugar a ambientes laborales tóxicos, en los que las envidias y rencillas estarán a la orden del día.

Promover una cultura del agradecimiento no depende exclusivamente de las actitudes personales. De poco sirven si en el entorno laboral predomina un “mal ambiente” y una falta de comunicación entre empresa y trabajadores.

Una organización que no incluya entre sus valores el agradecimiento colectivo y personal no es una organización psicosocialmente saludable.

Si el agradecimiento parte y es fomentado desde arriba, dará lugar a que el resto de la organización se adhiera con más facilidad a la gratitud.

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies