Conversación de optimistas - Humor

Sonreír y reír en los hospitales es posible… y necesario

por | Sep 29, 2021

¿Qué mejor día para demostrar su optimismo que un lunes? Este mes de septiembre hemos trasladado nuestra habitual conversación de optimistas del último miércoles del mes, al último lunes. Y qué mejor tema para esta conversación, que el humor y su papel en los entornos sanitarios. 

Como comenta Florent al comienzo de la conversación con Alberto, el humor en las organizaciones sanitarias es una cosa seria e importante…. Y para hablar de algo tan serio e importante nadie mejor que Eduardo Jáuregui.  

Eduardo es, seguramente, la persona que más sabe de humor en España. Además de ser economista y haber estudiado Ciencias políticas y Sociales, tiene un máster en Antropología social por la Universidad de Oxford y es autor de multitud de publicaciones. Por resumirlo en pocas palabras, es EL EXPERTO EN HUMOR… más concretamente en humor positivo y más concretamente aún en la aplicación de ese humor positivo en las organizaciones. 

Eduardo comenzó contándonos que el sentido del humor y la risa son un misterio para científicos y pensadores que no se ponen de acuerdo sobre qué son y a qué responden. 

 

La gente que ríe más vive menos, pero… 

Florent quiso interesarse por un dato que le llamó la atención al realizar el módulo Humor y Salud: según diversos estudios, la gente que tiene más sentido del humor tiene peor salud y es menos longeva que quienes carecen de él. Eduardo comentó que diversas variables observadas en estos estudios llevan a la conclusión de que aquellas personas que ríen más son, en general, más “disfrutonas” y menos cuidadosas con su salud: se deleitan con comidas poco saludables, les gustan los deportes de riesgo, son más aventureras… todo esto puede llevar a una salud más precaria y a una vida algo más corta. Es decir: viven menos, pero disfrutan más de la vida. 

Sin embargo, Eduardo comentó que los efectos positivos del humor: reducción del estrés, efecto analgésico, producción de endorfinas que refuerzan el sistema inmunitario… combinadas con un cuidado de la salud, asegurarán sin duda una protección a largo plazo. Este estudio científico aún está por realizar, pero Eduardo no tiene ninguna duda de que los resultados de este combo humor+cuidado de la salud son inequívocamente positivos, como ocurre también con el optimismo. 

Y hablando de optimismo, Alberto quiso conocer la opinión de Eduardo sobre si “los  optimistas no estaba de moda”. Eduardo confirmó que, si bien el optimismo está en la esencia de la Humanidad y forma parte del patrimonio evolutivo de los seres humanos, es cierto que hay una tendencia entre los círculos intelectuales occidentales a ver a los optimistas como “ilusos” y carentes del poso de seriedad que se esperaría de ellos. 

 

Seriedad y humor: una combinación ganadora 

Y hablando de seriedad, Alberto se preguntaba por qué se considera que la seriedad y el humor no pueden caminar juntos. Eduardo estuvo de acuerdo en afirmar que estos dos elementos son imprescindibles y deben ir de la mano 

A él la seriedad le parece fundamental (y así lo defiende en el módulo Liderar con humor es una cosa seria), porque supone respeto y organización que no están necesariamente en absoluta contraposición con el ocio y la diversión. Otra cosa es que esa seriedad implique estar todo el día la “cara larga”.  

Eduardo comentaba también cómo el humor aflora en los momentos más difíciles y la prueba la hemos tenido recientemente, durante el confinamiento de 2020. En esas semanas tensas y de aislamiento, fue sorprendente ver cómo circulaba el humor que estimulaba la creatividad y ayudaba a sobrellevar la incertidumbre.  

En esos días circulaban multitud de memes y videos creativos que compartían la “auto-ironía”. 

                                        

 

Para hablar de humor en esta conversación también contamos con una de las alumnas de estos módulosMari Carmen Piñero López, que trabaja como secretaria en la Gerencia de Atención Integrada de Albacete y es, además, educadora social y una apasionada del desarrollo personal y profesional a través del aprendizaje. 

Mari Carmen ensalzó la labor de divulgación del campus FHO y destacó la importancia de la ciencia y la educación que nos ayudan a progresar. En relación con la utilización del sentido del humor en los entornos sanitarios destacó la importancia de hacer un uso positivo de esta actitud que nos ayuda a tomar distancia en situaciones difíciles; pero siempre buscando que sea compartido y no sea hiriente. 

 

Compartir risas refuerza el equipo 

Florent quiso conocer la opinión de Alberto sobre la importancia que conceden los líderes (mánagers, responsables, jefes de servicio…) de las organizaciones sanitarias al humor. Alberto coincidía con los comentarios de Eduardo en lo que concierne a la seriedad, los líderes deben ser serios, manteniendo claridad en las decisiones que toman, pero sin caer en la solemnidad 

Y, por supuesto, el humor es una herramienta que refuerza su liderazgo: las emociones positivas nos hacen más sensibles a las necesidades del equipo. Mari Carmen estuvo de acuerdo con Alberto: el sentido del humor compartido refuerza la cohesión del equipo. 

 

La importancia del permiso 

Eduardo destacó la importancia del permiso para lograr que el humor brote en una organización: crear un espacio de seguridad psicológica en el que los compañeros no critiquen o se burlen de los comentarios u observaciones de los demás. Un espacio de confianza en el uno pueda ser uno mismo.  

Para lograrlo, hay que confiar en los líderes que marcan ese tono emocional que autoriza o desautoriza ese tipo de comportamientos. Si tenemos un jefe que se ríe de sí mismo, lo más posible es que los miembros de ese equipo se sientan autorizados a desarrollar también su sentido del humor y el ambiente mejore. 

Los líderes deben ser conscientes de que tienen esa llave que autoriza y fomenta el humor en su entorno

También destacó la importancia de encender esa chispa del humor que todos llevamos dentro. 

Y con los pacientes ocurre lo mismo.  

Alberto comentó que es en el primer minuto de conversación con el paciente que el médico establece el tipo de comunicación que van a compartir: si el médico aborda inmediatamente el problema que motiva la consulta, el paciente hablará de eso.  Si durante esos primeros momentos el médico es capaz de relajar la relación, el paciente se sentirá más libre y más seguro para contar eso y otras cosas en un ambiente de seguridad psicológica. 

Usar el humor en una organización sanitaria es un acto de generosidad y de inteligencia que muestra la vulnerabilidad. Se trata de una pasarela para conectar tanto con los pacientes  como con los compañeros.  

¿Quieres ver todo lo que se habló en la conversación de optimistas sobre el humor incluida la broma que Florent y Alberto le gastaron a Eduardo Jáuregui?  

 

¡Puedes verla aquí!

 

Verónica Gil

Soy responsable de contenidos de la Fundación Hospital Optimista EXPERIENCIA Soy maestra de formación y una apasionada de las lenguas, el lenguaje y la comunicación. Mi experiencia profesional me ha llevado por sectores tan diversos como el turismo, la logística y desde hace ya unos años el marketing y la comunicación. PUEDO AYUDARTE EN... Soy tu contacto en todo lo que concierne a la comunicación en la Fundación Hospital Optimista. Aseguro la creación de contenidos de la fundación y el contacto con medios de comunicación y con nuestro público a través de las redes sociales.

¡No te vayas! Aún hay más…

Personas diente de león: el camino a la Resiliencia

Personas diente de león: el camino a la Resiliencia

¿Nunca te has preguntado cómo puede ser que algunas plantas crezcan en mitad del cemento y el asfalto? ¿No se supone que una planta necesita tierra, luz y agua para hacer la fotosíntesis y florecer? Estamos sin duda ante una de las grandes lecciones de la madre...

¿Divertirse en el trabajo?

¿Divertirse en el trabajo?

Existe un dogma muy extendido que proclama que el trabajo debe ser algo serio, solemne, duro e incluso desagradable. ¿Reírse en el trabajo? ¡Pero usted qué se ha creído! Eso deberá hacerlo en sus ratos libres, mi querido e ingenuo amigo. Aquí hay que demostrar que...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This

Compártelo