En esta nueva conversación de optimistas Florent Amion conversa con Alberto Lineros Montañez, Jefe Nacional de Urgencias en Clínicas Colsanitas sobre la situación provocada por la COVID – 19 en Colombia y como ha gestionado esta situación desde el punto de vista personal y profesional.

Alberto Lineros es padre de dos hijos y desde hace 30 años está dedicado a la medicina, en especial en los servicios de urgencias en los que participó desde sus primeros años. Con el tiempo se especializó en medicina familiar, algo poco común en Colombia en ese momento.

En lo personal, le encanta compartir momentos y jugar con sus hijos, algo muy importante durante esta pandemia que en sus palabras ha sido una “experiencia bonita poder pasar más tiempo con la familia a pesar de la situación sanitaria.”



La situación en Colombia

Según nos explica Alberto, a mediados de marzo en Colombia se inicio el periodo de confinamiento total y unas semanas más tarde se inició la desescalada, Alberto considera que “la situación es dura pero no tan importante como en España o Italia”.

A su modo de ver en Colombia tuvieron una ventaja: “Hemos aprendido de las situaciones vividas en otros países” la pandemia llegó unas semanas mas tarde y eso nos posibilitó poder preparnos mejor“.

A nivel sanitario según indica Alberto, desde los meses de diciembre y enero el sistema sanitario se preparó convenientemente, por lo que en los momentos de pico de contagios, que esperan se produzca en los meses de junio y julio, podrán estar preparados.

Un cambio social y cultural

Para Alberto la situación ha supuesto un cambio social y cultural importante, “ahora tenemos una nueva forma de tratarnos.” Hoy en día estamos aprendiendo a tener una vida social diferente por ejemplo: “Esta situación nos está enseñando que no es necesario el contacto físico para realizar muestras de afecto, estamos aprendiendo a sonreír con los ojos” debido al uso de mascarillas.

Y es que esta crisis, según indica durante la entrevista Florent Amión “nos ha liberado de muchas trabas mentales, ha simplificado el contacto y la conversación a través de herramientas tecnológicas cuando antes todo era más estricto”.

Cambios a nivel profesional

Alberto, como Jefe de urgencias en las clínicas Colsanitas se encarga de coordinar los servicios de urgencias en 7 Clínicas por todo el país, un total de 1000 personas trabajan es estos servicios de urgencias.

Para Alberto: “Esta situación ha provocado que nos unamos todos”.A nivel de todas las Clínicas del grupo, hemos aumentado considerablemente el numero de teleconsultas y hemos aprendido a gestionar de esta manera gran parte de la atención primaria“.

Liderazgo y comunicación

Alberto aplica una máxima en su gestión “Lo peor de una emergencia es no está preparado” de esta manera insistió mucho durante los primeros meses en prepararse, informarse sobre covid, “así cuando desde el gobierno le pidieron planes de contingencia, ellos ya los teníamos preparados”.

También ha aprendido que la gente realmente está muy comprometida con su trabajo, “todos se volcaron con su labor, siendo creativos y proactivos. He aprendido que tengo un gran equipo.”

Además, compartir el conocimiento entre clínicas les ha servido a poder atajar los problemas derivados de la atención de una manera adecuada.

En cuanto a la comunicación, Alberto señala que “la comunicación con los equipos debe centrarse en lo que se debe hacer y no en lo que no se debe hacer, utilizar el lenguaje de manera positiva hace que los equipos funcionen mejor, ofrecer un para que es muy importante.”

La salud psicosocial

Desde el punto de vista de Alberto: “Los profesionales sanitarios están sintiendo miedo, miedo a contagiarse y a también contagiar el virus a otras personas o familiares.” Para esto, según Alberto es necesario que “los profesionales puedan expresar ese miedo”, poder conversar con sus compañeros y superiores sobre estos temores es muy importante.

En cuanto a la ayuda psicológica, se planteó un programa de ayuda, no solo al personal sanitario, sino también al resto de personal de la organización. “Esta ayuda a sido a dos niveles, dentro de cada clínica y también a nivel de la organización, esta ayuda también se ha realizado de manera presencial y de manera telemática con el personal. La idea es que puedan expresar sus miedos, dudas e identificar problemas más serios.”

También se están realizando actividades, a través de vídeos de promoción y ayuda a la meditación, similares a los que estamos realizando desde la fundación hospital optimista.

En definitiva, se ha formado un grupo de atención mental, no reactivo, sino preventivo. En palabras de Florent Amión, esto es muy importe, ya que esta atención preventiva permite actuar sobre la salud psicosocial de estos profesionales antes de que se vean expuestos a situaciones de estrés.

El agradecimiento de la sociedad

En Colombia también se están realizando muestras de agradecimiento por parte de la población, como aplausos desde zonas residenciales. Estas muestras de agradecimiento son importantes según Alberto: “Hace que nos sintamos muy comprometidos, nos hace sentir importantes y nos ayuda a afrontar esta situación”.

El mensaje positivo

Para poder cuidar a los demás, tenemos que aprender a cuidarnos nosotros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies